Devocionales Escritos - Si Yo no te llevara de la mano

Si Yo no te llevara de la mano
Mi hijo Uziel ahora tiene seis años, ayer salimos de paseo con mi familia a un refugio de animales y mientras atravesábamos uno de los senderos angostos, caminos de tierra y piedras que pueden provocar tropiezos o el deslizarse, yo llevaba tomado de la mano a mi hijo para evitar que tropezara y cayera.
En el transcurso de unos cien metros tropezó tres veces y en cada una de ellas estuve allí para con mi mano no dejarlo caer, la tercera vez le dije espontáneamente: “Te das cuenta lo importante que es ir de mi mano, si yo no te llevara de la mano ya hubieras caído al suelo”. En ese mismo instante, cuando termine de pronunciar la última palabra, Dios redarguyo mi espíritu y me hizo sentir que Él me decía exactamente lo mismo: “Si Yo no te llevara de la mano ya hubieras caído”. Un silencio dentro de mi ser se produjo en ese momento, quede sin palabras y solo dije dentro de mí: “Tienes razón Dios mío, gracias por no soltarme de la mano”.
A veces vamos por los caminos peligrosos de la vida, creyendo que somos capaces de caminar solos, creyendo que por nuestras buenas capacidades somos lo suficientemente buenos cómo para salir de cualquier problema o evitar cualquier tropiezo que nos pueda mandar al suelo o provocarnos daños fuertes.
A veces se nos olvida que Dios nos lleva de la mano, que si no fuera por Él, muchos ya hubiéramos tropezado y caído. El salmista David escribía mientras estaba en el desierto de Judá: “Me aferro a ti; tu fuerte mano derecha me mantiene seguro.” Salmos 63:8 Nueva Traducción Viviente (NTV).
En el camino de la vida nos enfrentaremos a caminos en los cuales habrá obstáculos que propiciaran que tropecemos, pero es lindo saber que Dios nos permitirá que caigamos, pues nos tiene tomados de la mano.
David escribió el siguiente salmo:
“Aunque tropiecen, nunca caerán, porque el Señor los sostiene de la mano.”
Salmos 37:24 Nueva Traducción Viviente (NTV)
Ese salmo describe exactamente lo que Dios puso en mi corazón ayer al hacer sentir sus palabras: Si Yo no te llevara de la mano ya hubieras caído”. Sin duda Dios ha tenido mucha misericordia sobre nuestra vida que aun en los momentos de descuido en donde hemos creído que podemos caminar solos y nos hemos tratado de soltar de su mano, Dios ha sido fiel no soltándonos.
Hoy quiero invitarte a reconocer que vas de la mano de Dios, por tal razón aun cuando tropieces no caerás, porque Él está allí para sostenerte y evitarlo. Dedica un tiempo este día para reconocer el cuido que Dios ha tenido contigo y para agradecer por todas las veces que sin darte cuenta te ha sostenido para no caer.
¡Dios ha sido fiel y lo seguirá siendo!
¡Aunque tropieces no caerás porque Él te sostiene de la mano!
“Nuestra vida está en sus manos, él cuida que nuestros pies no tropiecen.”
Salmos 66:9 Nueva Traducción Viviente (NTV)
Autor: Enrique Monterroza
Escrito el 28 de Julio de 2014
Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org
Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores