Devocionales Escritos - Pensamientos que no edifican

Pensamientos que no edifican
Una frase bastante popular dice: “No puedo evitar que las aves vuelen sobre mi cabeza, pero si puedo evitar que hagan nido en ella”. Esto lo podemos llevar al ámbito de los pensamientos, desde el punto de vista que no podemos evitar que ciertos pensamientos vengan a tu mente, pero si puedes evitar que esos pensamientos se queden allí por mucho tiempo.
Todos en algún momento de nuestra vida somos atacados con pensamientos que lejos de edificar nos afectan, pensamientos de derrotas, pensamientos de culpa, pensamientos que planean el pecado, pensamientos que recuerdan el pecado, pensamientos de toda clase que en momento determinado pueden estar afectando nuestra vida.
Por ejemplo: Una persona que cayo en el pecado pero que ya ha pedido perdón a Dios con todo su corazón y se ha arrepentido genuinamente puede estar siendo atacado por pensamientos que le recuerdan su pecado y que lo único que quieren hacer es desanimarlo nuevamente.
El enemigo de nuestras almas es muy astuto y nos tira dardos de fuego(Efesios 6:16), anda buscando la manera de destruirnos, anda buscando la manera de devorarnos(1 Pedro 5:8) y usará cualquier artimaña para lograrlo y uno de sus ataques preferidos son los que envía a nuestra mente, esos pensamientos que no edifican y que solo nos afectan.
Ahora bien, tú te preguntarás: “¿Y cómo hago para dejar de pensar en cosas que no edifican?”. La Biblia nos da la clave para vencer lo malo: “No se dejen vencer por el mal. Al contrario, triunfen sobre el mal haciendo el bien.”. Romanos 12:21 (Traducción en lenguaje actual).
¿Quieres vencer esos pensamientos que no edifican?, la única forma de vencerlos es contrarrestándolos con pensamientos que sí edifican. La Biblia dice: “Finalmente, hermanos, piensen en todo lo que es verdadero, en todo lo que merece respeto, en todo lo que es justo y bueno; piensen en todo lo que se reconoce como una virtud, y en todo lo que es agradable y merece ser alabado”. Filipenses 4:8 (Traducción en lenguaje actual).
Ahora bien: ¿Cómo hago para pensar en todo lo que es verdadero, lo que merece respeto, lo justo, lo bueno y lo que es agradable a Dios?, la única forma de llenar tus pensamientos de bien es alimentando tu espíritu para edificarlos, ¿Cómo?, a través de la lectura de la Biblia, a través de alabar a Dios, adorarlo, a través de la oración y todo aquellos que te lleve a buscar de Dios, solo así puedes contrarrestar lo malo.
¿Estás siendo atacado por pensamientos que no edifican?, entonces es hora de comenzar a contrarrestarlos pensando en lo bueno, pero para ello tienes que practicar hábitos que te edifiquen y alaben el Nombre de Dios.
¡Edifiquémonos leyendo la Palabra, fortalezcámonos orando y exaltemos a Dios alabándolo y adorándolo!
Autor: Enrique Monterroza
Escrito el 17 de Marzo de 2014
Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org
Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores