Predicaciones Escritas - ¡Perseguidos por la autoridad!


¡PERSEGUIDOS POR LA AUTORIDAD!

1 SAMUEL 18: 6-16

INTRODUCCIÓN: he estado reflexionando seriamente acerca de la férrea “PERSECUCIÓN” que sufrió David por culpa de SAÚL que era el rey [el 1r. de Israel], el gobernante y por ende “LA AUTORIDAD” en la época ymientras que David un simple súbdito; pero ungido anticipadamente por orden divina para reinar más adelante (1 Samuel16: 12, 13, 19-23; 17: 15; 18: 2, 5). Al principio las cosas, las relaciones,la amistad entre Saúl y David marchaba bien y perfectamente. Pero después todo cambió totalmente por parte del rey Saúl (LA AUTORIDAD) que decide PERSEGUIR a muerte a David!Analicemos los hechos:
Las BUENAS relaciones entre Saúl y David

a. Saúl le AMÓ mucho (hb. Ajáb o ajéb): apreciar mucho, afecto grande, amigo, amado y le hizo su PAJE de armas a David: el joven David se convirtió en su escudero de confianza (1 Samuel 16:18-21)

b. David halló GRACIA ante el rey. Gracia (hb. Kjen): favor, belleza, bondad, agradar. Además David se quedó al SERVICIO de Saúl (1 Samuel 16: 22). Sin embargo; David entraba y salía o iba y venía para ayudar a su padre con las oveja en Belén (1 Samuel17: 15)(NTV)

c. Dios USÓ a David a través del canto para que el espíritu malo de parte de Dios que lo afligía se APARTARA (hb. Sur: alejar, retirar) de Saúl (el espíritu atormentador se iba): él sentía ALIVIO (hb. Raváj: respirar libremente, revivir) y estaba MEJOR (hb. Tob: agradable, alegre, bien, hacer mejor, placer (1 Samuel 16: 16, 23; 18: 10)

d. Después de la victoria de David frente a Goliat Saúl no le dejó VOLVER a casa de su padre (lo mantuvo con él), David SALÍA a dondequiera que Saúl le enviaba: todo lo que Saúl le pedía que hiciera, él lo hacía con éxito (1 Samuel 17: 55-58; 18: 2, 5) y lo nombró sobre GENTE (comandante) de guerra (guerreros)

v En resumen lo anterior nos deja dicho claramente que hasta aquí todo marchaba bien, la relación (filial), la amistad, la confianza entre el rey (Saúl) y el súbdito (David) estaban “súper”, perfectamente, en completa paz y armonía como debía ser. Sin embargo; algo sucedió por parte del rey Saúl que hicieron que las cosas cambiaran y por ende la relación, la amistad, la confianza se dañara y llegaran a su fin. ¿Por qué? ¿Cuál fue el meollo del asunto? ¿Qué pasó? ¿Quién fue el culpable? ¿Cuál fue el incidente? ¿Cómo terminó todo? Estudiémoslo en el punto siguiente:
Los CELOS enfermizos de Saúl contra David

a. Se debió a la CANCIÓN (hebrea) que las mujeres habían compuesto para celebrar la victoria frete a Goliat (1 Samuel 18: 6, 7).

Es cierto que las mujeres habían salido a recibir al rey Saúl (era lo lógico) con danzas, cantos de alegría, panderos e instrumentos de música (1 Samuel 18: 6). Sin embargo; el asunto que llevó a Saúl a sentir celos y envidia por David fue precisamente ese canto elógiate a David: “Saúl hirió a sus miles, Y David a sus diez miles (1 Samuel 18: 7; 21: 11; 29: 5). ¡Quien creyera que una composición musical despertara la envidia y el celo carnal del rey Saúl por David y sobre todo después de haber sido útil tanto para él (Saúl) y como para el pueblo! Veamos las reacciones del rey Saúl (LA AUTORIDAD) hacia David:
Se ENOJÓ en gran mucho (1Samuel 18: 8a): Enojar (hb. Kjará): calentarse, arder de cólera, airar, alterarse, enardecer, encender, impacientar, inflamar
Le DESAGRADÓ (no le gustó) ese dicho o la canción (1 Samuel 18: 8b): Tanto era el enojo, el disgusto y el desagrado de Saúl que preguntó: ¿Qué es esto? (NTV) y enseguida rechazó el crédito que las mujeres le dieron a David de los “Diez miles” y hasta murmuró diciendo: “Sólo faltaba que lo hicieran rey” (NTV). ¡Qué tal si se acuerda en se momento que David ya había sido ungido por orden de Dios para ser rey de Israel! (1 Samuel 16: 12, 13)
Desde aquel día NO MIRÓ con buenos ojos a David (1 Samuel 18: 9): Lo miraba con recelo (NTV), sintió celos de David (otra traducción)
El espíritu malo de parte de Dios TOMÓ a Saúl y DESVARIABA en la casa (1Samuel 18: 10). Este espíritu atormentadorabrumó a Saúl y comenzó a desvariar (hb. Nabá): profetizar, hablar, cantar por inspiración o simple discurso. En si Saúl actuaba, se comportaba como un loco en su casa (NTV), andaba por el palacio fuera de sí (otra traducción) e intentando enclavar (clavarlo) a David en la pared dos veces con la lanza (1 Samuel 18: 11). Recuerde que el espíritu malo ya estaba en Saúl; luego que el Espíritu de Jehová se apartó de él (1 Samuel 15: 14-23). Pero ahora como que se le arrebató y lo atormentaba más y precisamente al día siguiente de habérsele enojado a David por culpa del celo y la envidia (1 Samuel18: 10, 11; 19: 9)
Saúl ALEJÓ de sí a David (1 Samuel 18: 13a): Alejar (hb. Sur): apartar, cambiar, lo echó de su presencia (NTV), lo mandó lejos (PDT), lo apartó de su lado (otra traducción). Después que lo acogió como su servidor o lo puso a su servicio (1Samuel 16: 22; 17: 15) y lo recibió en su palacio real (1 Samuel 18: 2) ahora lo está echando, despidiendo y alejando totalmente. ¡Quien lo creyera! ¿Dónde lo puso?
Lo hizo JEFE de mil (1 Samuel 18: 13b): Lo nombró comandante de mil (1000) hombres (NTV). ¿Cuál cree usted que era la intención? ¿Qué buscaba? ¿Qué había de tras de dicho nombramiento? Lo cierto es que David dirigía fielmente a las tropas en batalla (NTV), se conducía prudentemente en todos sus asuntos, todo el pueblo (Judá e Israel) lo amaban y lo más importante Dios estaba con él (1Samuel 18: 5, 14-16, 28). Mientras Saúl sufría, David tenía más éxito que todos los siervos (oficiales) del rey y su nombre se hizo de mucha estima; llegó a ser muy famoso (1 Samuel 18: 30)
Saúl le PROMETIÓ a su hija mayor (Merab) a cambio de pelear las batallas de Jehová (1 Samuel 18: 17-19). Su intención era que David callera en manos filisteas: “que lo maten ellos en vez de hacerlo yo” (1 Samuel 18: 17). Además Saúl no le cumplió a David; terminó dándole a Merab a un hombre llamado Ariel meholanita (1 Samuel 18: 19). ¡Más adelante le es restituida por petición de David! (2 Samuel 3: 13-16)
Saúl le OFRECIÓ también a su hija menor (Mical) por cien (100) prepucios filisteos (1 Samuel 18: 20-27 [vr. 25]). También su propósito era hacer caer a David en manos de ellos: “que lo mataran en la batalla” (1 Samuel 18: 25). ¡Quien lo creyera! ¡El rey, el gobernante (LA AUTORIDAD) buscando deshacerse de David y sacarlo del camino!
Saúl fue ENEMIGO de David (1 Samuel 18: 29, 30; 19: 17): Enemigo (hb. Oyéb): odiar, adversario, aborrecedor, ser hostil. Se convirtió en su enemigo por el resto de su vida (NTV). ¡Quien lo creyera!
David sufrió la PERSECUCIÓN férrea de Saúl (1 Samuel cap. 19 al 30): David tuvo que pagar las consecuencias y sufrir por culpa de la persecución abierta del rey Saúl (LA AUTORIDAD) en contra de él: ¿Qué sufrió David por esta persecución? Veámoslo en el siguiente inciso o sub – punto:

b. La PERSECUCIÓN del rey Saúl a David (LA AUTORIDAD)
La ORDEN era matarlo (1 Samuel 19: 1-3): Jonatán intercede para que eso no suceda y de hecho logra una aparente reconciliación y hasta Saúl se compromete no hacerle daño a David (1 Samuel 19: 4-7 [vr. 6]). Sin embargo; nuevamente Saúl trató de enclavar a David con su lanza cuando el espíritu malo que lo atormentaba se arrebataba en él (1 Samuel 19: 8-10)
Siguió OBSESIONADO por matar a David (1 Samuel 19: 11-20): Ordenó a unos mensajeros para que lo vigilasen y lo matara en la mañana (vr. 11), pero su esposa “Mical” lo previene y lo salva de la muerte (vr. 11-18). ¡Saúl estaba obsesionado por ver a David muerto! (vr. 14, 15) y lo buscaba todos los días, pero Dios no le entregó en sus manos (Samuel 24: 14)
David HUYÓ a “Ramá” donde estaba Samuel (1 Samuel 19: 18-20): Le contó aSamuel todo lo que Saúl había y estaba haciendo con él; Samuel lo llevó consigo a“Naiot” (tienda, cabañas, campamento para refugio y descanso) para protegerlo de Saúl. Recuerde que Samuel era el sacerdote: la autoridad espiritual y eclesiástica (vr. 18, 19) y Saúl era el rey, el gobernante (la autoridad política). Este (Saúl) cuando se enteró del paradero de David (le dieron aviso) ordenó que se lo trajeran (vr. 18-20)
David HUYÓ de “Naiot” y vino secretamente ante Jonatán (1 Samuel 20)
David para salvar su vida tiene que huir y REFUGIARSE el en campo (1 Samuel 20: 35), en las ciudades extranjeras y enemigas: “Nob” (1 Samuel 21: 1-9), “Gat” (1 Samuel 21: 10-15), Mizpa (1 Samuel 22: 3, 4), Keila (1 Samuel 23: 1-13), como también en las cuevas (1 Samuel 22: 1, 2), en los bosques (1 Samuel 22: 5) y hasta anduvo errante de un lugar a otro (1 Samuel 23: 13). Igualmente en los desierto, peñas y montes (1 Samuel 23: 14-19, 24, 25), en lugares fuertes de En-gadi (Mar Muerto): llenas de cuevas que sirvieron de escondite a David y sus hombres (1 Samuel 23: 29; 24: 1), en el collado (montaña) de Aquila (1 Samuel 26), nuevamente en “Gat” la tierra de los filisteos (1 Samuel 27) y Siclag (1 Samuel 30)

En resumen fíjese entonces en todo lo que David “sufrió” por culpa de la“PERSECUCIÓN” loca del rey Saúl (LA AUTORIDAD). ¡Hasta hambre padeció! (1 Samuel 21: 1-6). Pero “Ahimelec” sacerdote de “Nob” lo equipó de provisiones. Sin embargo; Saúl se enteró por boca de “Doeg edomita” y los mató a todos los sacerdotes de “Nob” (1 Samuel 22: 6-23 [vr. 9, 10, 22])

3. La ACTITUD de David hacia Saúl

a. David PERDONÓ la vida a Saúl por primera vez (1 Samuel 24: 4-15)
Esto sucedió en el desierto de En-gadi (vr. 1)
Saúl fue con tres mil (3000) hombres escogidos en busca de David (vr. 2)
Saúl en el camino entró en una cueva para hacer sus necesidades (vr. 3a)
David y sus hombres estaban escondidos en la misma cueva (vr. 3b)
Los valientes de David le propusieron matar a Saúl: sólo cortó el borde de su manto (vr. 4, 11): Lo más probable fue que Saúl había dejado caer su manto
El corazón de David se “turbó” por haber cortado la orilla del manto de Saúl (vr. 5): Turbar (hb. Naká): abatir, afligir, golpear severamente, azotar, castigar. La connotación real fue que comenzó a remorderle la conciencia (DHH)
Propone con la ayuda divina guardar su mano contra su señor y ungido de Jehová (vr. 9, 11)

¿No cree usted que es interesante resaltar esta actitud, reacción e iniciativa de David hacia Saúl: la persona que lo estaba persiguiendo férreamente y a muerte? ¡Esto nos enseña y habla del “RESPETO” que todavía David sentía y tenía por Saúl; muy a pesar de todo lo que estaba sufriendo por culpa de él e inclusive muy a pesar de que Dios lo había desechado como rey: no como persona (1 Samuel 13: 23, 26). ¡Qué interesante! Analicemos los detalles al respecto:

- Aun así David le perdonó la vida a Saúl (vr. 10)

- David siguió considerando “señor” y “ungido de Jehová” a Saúl (vr. 6, 10)

- David lo llamó “padre mío” (vr. 11). ¿No cree usted que esto es digno de resaltar?

- David reprimió a sus hombres con palabras y no les permitió levantarse contra Saúl (vr. 7):

Reprimir (hb. Shasá): partir, rasgar, insultar, echar en cara, despedazar, advertir, contener (PDT)

- David le habló a Saúl, le hizo reverencia (se inclinó) y trató de persuadirlo (vr. 8-15)

Con razón llamaron a David: “El hombre conforme al corazón de Dios” (1 Samuel 13: 14; Hechos 13: 22)

b. David PERDONÓ la vida a Saúl por segunda vez (1 Samuel 26: 6-11)
David y Abisai encontraron dormido a Saúl y sus gurreros y su lanza clavada en tierra junto a su cabecera (vr. 7). ¿No cree usted que era una oportunidad para atacar?
Abisai (hijo de Sarvia, hermana de David que se convirtió en uno de sus generales) propone herir con lanza y enclavar en la tierra a Saúl (vr. 8) y lo más tremendo hasta involucró a Dios en el asunto: “Dios te lo ha entregado” (vr. 8) (1 Samuel 24: 4)
David no permitió que Abisai atentara contra la vida de Saúl y pidió que Dios también le guardara a él (David) de extender su mano contra el ungido de Jehová (vr. 9-11). Aun Saúl hasta después de muerto siguió siendo para David, el ungido de Dios (2 Samuel 1: 14-16)

David tenía claro que quien pusiera su mano contra Saúl no quedaría inocente (hb. Nacá): limpio, sin culpa o sin castigo (1 Samuel 26: 9) y mejor prefería que Dios lo hiciera o llegara su día para que muriera (de vejez) o muriera en alguna batalla. ¡Pero él (David) ni sus valientes lo tocarían! (1 Samuel 26: 10). ¡De hecho murió en la batalla de Gilboa frente a los filisteos! (1 Samuel 31: 1-13; 2 Samuel 1: 1-16)
David nuevamente le perdona la vida por segunda vez a Saúl; pero se quedó con su lanza y su vasija (vr. 11, 12)

Resaltamos y aprendemos de la actitud e iniciativa de David; que independientemente de nuestras diferencias con los demás e inclusive con las autoridades que Dios ha puesto debe reinar el RESPETO, la tolerancia y la consideración. Esta gran verdad también la aprendemos de Ana: el sacerdote Elí la trató hasta de ebria o borracha. Sin embargo; ella sin resentimiento siguió reconociendo su honra como sacerdote (aunque sin visión) llamándolo señor mío (1Samuel 1: 13, 14, 26). Recordemos el concejo Paulino: “Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra” (Romanos 13: 7)

c. David ENDECHÓ a Saúl después que murió (2 Samuel 1: 17 -27)

Endechar (hb. Qîn o cun): rasgar una nota musical, cantar endechas o entonar [expresar] un lamento, especialmente en loor de los difuntos u honrar su memoria en los funerales, también su concepto se puede encontrar en sinónimos de los siguientes verbos pronominales como afligirse, entristecerse, lamentarse (Jueces 11:29-40; Ezequiel 8: 14) También traduce como canción triste, melancólica o de lamento que se entonaba cuando alguien fallecía u ocurrían desgracias o desgracias (Ezequiel 32: 11,16). Estudiemos los hechos:
Compuso un canto fúnebre por Saúl y Jonatán (vr. 17)
Ordenó que se lo enseñaran al pueblo de Judá (vr. 18)
Fue un canto extenso; conocido como el cántico del arco (vr. 19- 27)
Uno de sus apartes de la endecha o canción decía: “Ha perecido la gloria de Israel sobre tus alturas”: oh Israel tu orgullo y tu alegría yacen muertos en las colinas (vr. 19) (NTV), «¡Ay, Israel! En los montes agredieron la flor de nuestra juventud (PDT)

Además de esto David y sus hombres ya había asidos y rasgados sus vestidos, llorado, lamentado y ayunado hasta la noche por la muerte de Saúl, Jonatán y el pueblo (Israel) que habían caído a filo de espada por los filisteos (1 Samuel 1: 11, 12). ¿Quién es capaz de endechar y llorar por su enemigo muerto? ¡Ni siquiera se alegró de la muerte de Saúl! (2 Samuel 1:13-16). ¡Con razón David era el hombre conforme al corazón de Dios! (1 Samuel 13: 14; Hechos 13: 22)

4. EL FINAL TRÁGICO DE SAÚL

a. Murió en la BATALLA de Gilboa, al igual que sus hijos (1 Samuel 31: 1-13)
Primero fue alcanzado por los flecheros filisteos (vr. 3)
Luego pidió a su escudero que lo traspasara con su lanza: no quiso hacerlo (vr. 4a)
Por último ante la negativa de su escudero, tomó su propia espada y se echó sobre ella (vr. 3, 4)
Saúl también fue culpable de la muerte de su escudero (vr. 5) y sus guerreros también murieron (vr. 6)
Saúl y sus hijos quedaron tendidos (muertos) en el monte de Gilboa (vr. 8)
Los filisteos le cortaron la cabeza a Saúl, le despojaron de las armas y colgaron su cuerpo en el muro de Bet-sán: 16 o 18 km de Jabes de Galaad (vr. 9, 10). Sin embargo; los habitantes de Jabes de Galaad arriesgando sus vidas en gratitud y lealtad con Saúl quitaron los cuerpos del muro, los quemaron y sus huesos los sepultaron debajo de un árbol en Jabes y ayunaron (1 Samuel 31: 11-13; 1 Crónicas 10: 11, 12). De hecho ellos tenían una deuda con Saúl; por haberles librado del amonita Nahas en su primera acción militar como rey (1 Samuel 11: 1-15)

b. Saúl murió como consecuencia de su REBELIÓN contra Dios, contra Su Palabra y porCONSULTAR a una médium.

La Biblia es clara en enseñarlo: “Murió Saúl a causa de su rebelión con que pecó contra Jehová, contra la palabra de Jehová, la cual no guardó, y porque consultó a una adivina, y no consultó a Jehová; por esta causa lo mató, y traspasó el reino a David hijo de Isaí” (1 Crónicas 10: 13, 14). Se cumple lo que enseñó Salomón: “Como la justicia conduce a la vida, así el que sigue el mal lo hace para su muerte”. (Proverbios 11: 19). “Como gorrión que vaga o golondrina en vuelo, así la maldición nunca viene sin causa” (Proverbios 26: 2). “El mal perseguirá a los pecadores, más los justos serán premiados con el bien”(Proverbios 13: 21).

En resumen decimos que así terminó la penosa, triste y trágica historia del rey Saúl. De hecho no fue necesidad que David y sus valientes extendieran su mano contra él. ¡Dios mismo se encargó de Saúl: su muerte no fue sin causa (1 Crónicas 10: 13, 14).

CONCLUSIÓN: después de haber estudiado detenidamente esta Palabra concluimos con lo siguiente que terminó con una historia desastrosa y vergonzosa, fracasado, mal, desechado por Dios como rey (no como persona), con un espíritu maligno de parte de Dios y lo que es peor dedicó gran parte de su vida y reinado persiguiendo a David, suicidándose así mismo con su propia espada y sin necesidad de David ponerle una mano encima. De hecho Dios se encargó de Saúl y le traspasó el reino a David (1 Crónicas 10: 11-14). ¡Quien lo creyera!

Autor: PrediCantor Garys Leandro

Preparado para: www.destellodesugloria.org
Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores