Dante Gebel - Regreso del infierno


No hay que divorciarse tres veces para tener un infierno, no hay que ser viudo, no hay que tener 70 años, ni estar en un asilo. Se puede tener un infierno aunque seas un adolescente y vayas a la preparatoria; se puede vivir en crisis estando solo aunque aparentemente estés acompañado de toda una familia. Pero cuando sientas que estás viviendo un infierno y algún problema te quita el sueño por las noches, recuerda que El Rey no duerme y revisa las crónicas de lo que alguna vez hiciste, las veces que oraste, las veces que clamaste, las veces que serviste. Dios no te olvida y ha de tener misericordia por aquellos que han buscado Su rostro y los traerá de regreso del infierno.

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores