Dante Gebel - Los tres valles


En cierta ocasión alguien le dijo a un Rey de Israel: Dios está contigo porque estás en los montes, pero si bajas al sitio más bajo, al valle, Dios te abandonará. Y Dios dijo '¡No! Yo también te daré la victoria, aun cuando creas que no tienes nada'. Bienaventurado aquel que puede atravesar un valle de lágrimas y cuando está en el valle del dolor -en ese momento cuando uno se pregunta tantas cosas y hay tan pocas respuestas de parte de Dios- aun así puede transformar el valle en bendición y de ese dolor puede aprender algo. Y es que cuando Dios te pone en medio de un valle de huesos secos, es porque hay un propósito. Nunca maldigas el lugar donde Dios te puso, porque quizás tú eres el canal de bendición para revivir huesos muertos a tu alrededor.

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores