Dante Gebel - Cuando Dios cierra - Parte 2 de 2


¿No te llamaron para ese empleo que buscas? Tal vez Dios te está librando de un trabajo sin futuro. ¿La muchacha no responde tus llamadas? Quizás no es la pareja para ti. ¿Tuviste que despedir a alguien de tu empresa y lo lamentas? Tal vez Dios te libró de alguien que te robaría o defraudaría. Agradece a Dios cuando Él cierra una puerta, aunque no entiendas la razón, y prepárate para vivir tiempos de soluciones celestiales, de rompimiento y de ejecución. No te amargues por el cambio de planes. Cambia de actitud y alégrate de salir del desierto para vivir en la tierra que fluye leche y miel.

Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores