Dante Gebel - Identidad Robada


En ocasiones, el nombre que nos dan a lo largo de nuestra vida afecta a nuestra identidad, y cuando nos llaman hispano, viudo, separado, divorciado, ilegal, moreno, petizo, alto, gordo, narigón, burro... eso determina nuestra forma de ser y de enfrentar cada día. Pero el Señor hoy te va a cambiar el nombre, como a Simón lo volvió Pedro, a Saulo lo transformó en el apóstol Pablo, y a Jacob lo llamó Israel, porque tú eres real sacerdocio, linaje escogido, pueblo adquirido por Dios.
Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores