Devocionales Escritos - ¿Para quién vives?


¿Para quién vives?
Es increíble como en ocasiones podemos llegar al extremo de perder el enfoque sobre para quien vivimos. Y es que la presión de la gente o autoridades “espirituales” nos llevan a dejar de vivir para Dios y comenzar a vivir para ellos.

Yo te pregunto y contesta sinceramente: ¿Para quién vives?, estoy seguro que rápidamente contestaste que para Dios. Pero realmente, ¿Es lo que demuestras día a día?

Conozco a muchas personas que hace tiempo dejaron de vivir para Dios y comenzaron a vivir para la gente, pues le dan más importancia a lo que la gente dice que a lo que Dios piensa de ellos.

Personalmente tuvo etapas en mi vida en donde vivía más pendiente de lo que la gente pudiera pensar de mi, que lo que Dios pensaba. Vivía tratando de agradar a mis “autoridades espirituales” y me olvidaba de agradar a Dios. Deje de hacer algunas cosas que bien podía hacer, pero que no las hacia por el hecho de que la gente pudiera cambiar su concepto de mi, sin darme cuenta comencé a vivir para la gente y para las autoridades espirituales y me olvide de vivir para Dios.

Al igual que yo sé que hay muchas personas que viven una vida con miedo del qué dirán, les importa más lo que la gente puede pensar que lo que Dios piensa.

Hay personas que hacen lo imposible para quedar bien con sus autoridades espirituales, pero poco se esfuerzan por quedar bien con Dios.

¿A quien tratas de agradar?, hay mucha gente que vive para el ojo humano y se olvida que hay un ojo divino que TODO lo ve.

Este mismo desenfoque hace que la gente viva utilizando diferentes mascaras, ya que delante de la gente es una cosa y cuando esa gente de quien le importa la opinión no esta, entonces viven otra vida. En pocas palabras este desenfoque de la vida nos puede llevar a caer en la HIPOCRESÍA.

Hay algo que debemos tratar de entender y no es porque no lo sepamos, sino porque no queremos entenderlo a totalidad, y es que NUNCA VAMOS A QUEDAR BIEN CON TODA LA GENTE. Por más que te esfuerces en agradar a la gente, siempre habrá alguien que hablara de ti, que no te creerá, que dudará de ti y de lo que haces o que pondrá en tela de juicio tu intención con la que haces las cosas, pero eso no tiene que ser motivo para desanimarnos, al contrario, eso nos enseña que con el único que de verdad necesitamos quedar bien es con Dios, porque Él nunca hablara en mal de nosotros.
Quizá los últimos días te has sentido defraudado o desanimado porque gente con la que hiciste de todo para agradar hablaron mal de ti o simplemente te ignoran y eso quizá causo mucho dolor en ti. Pero debes aprender esto como una lección, que no debes de vivir tratando de agradar al ojo humano, porque nunca lo lograrás, tal vez lo logres un tiempo, pero tarde o temprano recibirás respuestas que no serán de tu agrado.

Tienes que vivir para Dios, que tu intención diaria sea la de agradarlo a Él en TODO, preocúpate por agradarlo, por vivir como Él se merece que vivamos y entonces al vivir para agradar a Dios traerá como consecuencia el hecho de ser agradable a la gente, pero a la gente que también ame y sirve a Dios, porque hay gente que dice servir a Dios, pero realmente le sirven a la gente y a ellos mismos para gloria propia.

Termino haciendo la misma pregunta del titulo de este mensaje: ¿Para quién vives?, si estas viviendo para el ojo humano, entonces no estas viviendo para Dios; ahora si estas viviendo para Dios como consecuencia agradaras a los nacidos de nuevo.

“Para Dios, lo que cuenta no es la fuerza del caballo, ni la fuerza del hombre; para él, lo que cuenta es que la gente lo obedezca y confíe en su amor.”

Salmos 147:10-11 (Traducción en lenguaje actual)

El ojo humano nunca tendrá la importancia del ojo divino, por eso vivamos para agradar a Dios porque Él observa las intenciones de nuestro corazón.

¡Vive para Dios!

“Yo sé, Dios mío, que tú te das cuenta de nuestras intenciones y que te gusta que seamos sinceros.”

1 Crónicas 29:17a (Traducción en lenguaje actual)

Autor: Enrique Monterroza

Escrito el 9 de Enero de 2013

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org
Comparte en Google Plus

About Enrique Monterroza

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores